Cultura Gatronomia

Una bebida con historia propia, “La paloma de barrio”, es sin duda la favorita en las noches de verano para los mas nostálgicos

¿Quien no recuerda aquellas noches de verano, en las que todo el vecindario se amontonaba en torno a un barreño de Paloma recién preparada? Ese cocktail con sabor a limón y anís, que a pesar de ser una tradición popular, con el paso del tiempo se esta perdiendo.

Una buena forma de recuperar esos sabores del pasado, es preparando esta deliciosa bebida veraniega. Se trata de un cocktail muy fresquito, y de un sabor bastante dulce del que además tampoco debemos abusar si no queremos que la cabeza nos empiece a dar vueltas.

Ingredientes principales:

4 limones

1 vaso de azúcar blanco

1,5 litros de agua fría

1 vaso de jarabe de limón

anís seco

hielo en cubitos

Elaboración:

Exprimimos los limones hasta conseguir todo el zumo que sea posible, añadimos todo el zumo de limón en un recipiente (barreño), y seguidamente añadimos el vaso de azúcar, el litro y medio de agua bien fría y el jarabe de limón. Una vez tenemos estos cuatro ingredientes en el recipiente mezclamos todo dando vueltas con un cucharón.

Para finalizar vamos añadiendo a la mezcla anís seco hasta que se vea todo uniforme con un color blanco y ya podemos añadir todo el hielo para tomarlo fresquito.

Presentación del cocktail:

Para conseguir una presentación mas actual de este cocktail, podemos decorar las copas con azúcar tintado en el borde (recomendable de color verde), simplemente mojando la copa y pasándola por un plato donde tengamos extendido el azúcar, también podemos añadir a la decoración una rodaja de limón, y todo estará listo para disfrutar de este sabroso refresco de toda la vida.

Deja un comentario